Duelo y fantasía: Dino Buzzati en el Giro de Italia

El acecho de lo desconocido, la perturbación de lo Invisible, la desestabilización, en definitiva, de aquello que nos asedia desde su ausencia, desde su eterna retirada, ha configurado el punto fundamental sobre el que oscila buena parte del recorrido intelectual de Dino Buzzati. La imposible presencia de lo que nos atormenta se halla trazado de…

El poder del fragmento

La limitación de lo representable se ha configurado en uno de los temas vertebrales de la historia de la cultura. Desde la pintura, filosofía, fotografía, literatura o poesía, se ha abordado está problemática tanto de manera explícita en la obra en cuestión o bien de una manera más conceptual o teórica. Gran parte de la…

La sutilidad de lo extraordinario: George Meredith y el espíritu de lo cómico

Se ha abordado en múltiples ocasiones la naturaleza de la comedia así como sus posibles usos más o menos descabellados, más o menos inquietantes, para el devenir tanto individual como social. Desde ser considerado como un azote incuestionable del orden establecido, hasta ser concebido como un elemento catártico indispensable para la redefinición de la personalidad…

La agonía del tiempo

El tiempo es un cadáver. Nuestro presente engendra una temporalidad desanimada, vaciada de sentido, despojada, en definitiva, de cualquier tipo de vitalidad. Vivimos, por un lado, en un imperativo de amnesia, y, por el otro, que es igual o más perverso que lo anterior, deambulamos por un (ab)uso interesado y pernicioso del pasado. O bien…

La fantasía ideológica: Slavoj Žižek

No hay escapatoria. Una cárcel donde ninguna ventana comunica con el exterior, donde ningún agujero ofrece un punto de fuga. Esa es la imagen a la que nos remite la ideología, tal y como nos la definió Marx en sus primeros escritos de juventud. La ideología es nuestra manera de pensar, de percibir la realidad,…

Rafael Argullol y el verso de la eternidad

Tiempo. Eternidad. Muerte, vida. El tiempo deshaciéndose, a medida que transcurre, al verse capturado por la eternidad que lo envuelve. La sombra de lo eterno asedia constantemente la cotidianidad hasta que, llegado un punto de masa crítica, la engulle ineludiblemente. Los días, en definitiva, se desvanecen sin dejar huella al hacer acto de presencia lo…