Philipp Mainländer: Filosofía de la redención

mAINLÄNDERLa Filosofía de la redención es la obra más importante del filósofo alemán Philipp Mainländer (1841-1876), cuyo pensamiento, olvidado durante más de un siglo, comienza a ser valorado actualmente en su justa dimensión. Seguidor de Arthur Schopenhauer, Mainländer ejerció una notable influencia sobre autores como Eduard von Hartmann o Friedrich Nietzsche, quien reorientó su filosofía después de leer y estudiar intensamente este libro. El profesor Franco Volpi, por su parte, lo sitúa en la corriente del nihilismo decimonónico; pero su filosofía conecta, más allá de dicha adscripción, con numerosos parámetros de la cultura contemporánea, sobre todo en un momento como el actual, en el que nuestro mundo atraviesa una crisis de fundamentos que ha vuelto a centrar la atención sobre el pesimismo filosófico.

La presente edición de Filosofía de la redención (Ediciones Xorki, 2014), traducida por Manuel Pérez Cornejo y preparada por Carlos Javier González Serrano, permite cubrir una importante carencia dentro del panorama filosófico de habla hispana. Si hasta hace poco Mainländer era un autor prácticamente desconocido, actualmente su nombre resuena cada vez más en los círculos de especialistas, y no solo filosóficos. Todos ellos agradecerán, a buen seguro, disponer de una cuidada edición del principal texto de este autor.

El libro que tienes entre tus manos, estimado lector, esta Philosophie der Erlösung (“Filosofía de la redención”, o “de la liberación”, otra manera igualmente correcta de traducir el término alemán Erlösung), es una joya filosófica de imprescindible lectura, que con toda seguridad no te dejará indiferente, aunque puedas discrepar con las ideas que en él se contienen. Constituye el legado de un hombre joven, el malogrado pensador y poeta alemán Philipp Batz, más conocido por el sobrenombre de Philipp Mainländer, que adoptó en homenaje a la ciudad de Offenbach am Main, donde nació el 5 de octubre de 1841, y donde decidió poner prematuramente fin a su vida la madrugada 1 de abril de 1876, sin haber cumplido siquiera los treinta y cinco años.

Manuel Pérez Cornejo

Nos encontramos fatalmente heridos por la doble cara del no-ser: por nuestra conciencia cierta de la muerte (y por tanto, por el miedo que nos inspira el fin de nuestro fenómeno individual) pero, a la vez, encontramos consuelo en virtud de una oscura tendencia hacia el no-ser. De este modo, el ser humano es el único animal que, transido por el miedo a su desaparición, no deja de anhelar la paz que espera encontrar en su fin. Y es que no resulta extraño en absoluto que, en vista de que el «apremio y la fricción» son las notas comunes en el universo de las acciones humanas, siempre rodeadas de una «penosa necesidad» y del «egoísmo más despiadado», Mainländer proponga acudir a la muerte como auténtica –y única– solución a la mencionada y funesta enfermedad ontológica, singular lacra del género humano.

Carlos Javier González Serrano

Filosofía de la redención. Philipp Mainländer. Edición y traducción de Manuel Pérez Cornejo y Carlos Javier González Serrano. Ediciones Xorki, 2014, 449 páginas, 24 euros. ISBN: 978-84-941505-5-5

Anuncios

8 comentarios en “Philipp Mainländer: Filosofía de la redención

  1. Ya existe una traducción previa a la aquí expresada:
    Baquedano, Sandra. Philipp Mainländer. La filosofía de la redención. Antología. FCE. Santiago de Chile 2011. (Estudio preliminar y traducción de la Antología por Sandra Baquedano)

    Me gusta

    • Gracias, Ángel, pero -como ya supondrás- conocíamos muy bien la edición de la profesora Baquedano. Sin embargo, tal edición no consiste más que en una breve y muy incompleta traducción de los pensamientos fundamentales de Mainländer, organizados de una forma bastante caótica.
      Saludos cordiales.

      Me gusta

  2. Su cosmogonía es bastante gnóstica. El dios fragmentado que se manifiesta en la conciencia de la creación a través de todos los seres, era el misterio principal de las religiones neo-platónicas de a principio de nuestro siglo. En el mito de Osiris, el hombre dios es desmembrado por su hermano que representa las fuerzas del mal.. este mito tenía 3 interpretaciones, la religiosa (conocida por todos) la alegórica (que representa a la molienda del trigo para hacer pan) y la filosófica que dice que nosotros, somos una parte de lo divino, como un miembro de Osiris, cuya finalidad debe ser regresar a formar parte de su cuerpo. Isis recoge sus miembros (la diosa sofía gnóstica como mediadora entre lo divino) y los devuelve a la vida.
    El suicidio era impropio de los gnósticos, pero Mainlander parece justificarlo, al igual que la castidad y la virginidad; una mera condición física y social que los gnósticos también rechazaban como todo en en este mundo…. el sexo era primordial para la obtención del placer, podías practicarlo cuanto quisieras siempre y cuando evitaras el mayor pecado: traer vida a este mundo de sufrimiento.

    Me gusta

    • A Francisco.
      Si bien tengo entendido que su obra “filosofía de la redención” en el idioma original consta de aproximadamente unas 700 páginas, mientras que las traducciones al menos en nuestro idioma castellano van por ahí de las 200, se puede interpretar algunos puntos elementales de su obra, más no ésta en su totalidad, es decir, si bien toca el tema de la castidad/virginidad para según tengo entendido, no procrear y por tanto romper con el ciclo necesario para “redimirnos” como seres humanos y volver a la “nada” en esta situación de “divinidad suicida” que se presentaba antes de que existiera todo lo que conocemos, he de decir que yo lo veo bajo su contexto de aquella época. A lo que me refiero, es que hoy en día hay miles de prácticas sexuales que podrían considerarse “no virginales”, sexo oral, anal y frotamientos o todo lo que podamos referir al sexo, sin embargo también existen los métodos anticonceptivos, que dicho sea de paso a veces no son 100% seguros o benéficos para la salud en el caso de la mujer. En aquella época no existía nada de eso, más que la abstinencia y la eyaculación “onanística” de no terminar dentro de la mujer, cosa que no era un método 100% seguro para no procrear.
      Hoy en día existen muchísimos embarazos “no deseados” y me atrevo a pensar que eso es a lo que se refería con su “castidad/virginidad”, no tanto que nos autocastigaremos o nos alejaramos de los placeres, que al final de cuentas e independientemente del sexo, forman parte de un apego a la vida que nos hace aferrarnos a querer seguir en ella,a seguir disfrutando y a querer dejar “parte de nuestro legado” a través de una cadena ininterrumpida de procreación, tal como sucede en el mundo actual, en el cual se hereda a los hijos de los “grandes ejecutivos” una fortuna que busca mantenerse en vilo de que no tenga que repartirse a otras personas que no sean familiares de quien la forjo. Es decir, si yo siendo millonario, sé que si no dejo mi fortuna a un familiar directo, esta pasara al estado o a otras personas ajenas o no tan “apreciadas” por mi, será mejor que tenga un hijo heredero directo de ella para que se mantenga así y no quede regada a expensas de otras personas dicha fortuna. Digamos que esa es la visión que tengo de que Mailander de alguna manera intuye este tipo de situación en pos a la procreación y la relación que tiene el ser humano con el impulso biológico y casi irrefrenable deseo de tener sexo con alguien, con el objetivo de “dejar su legado” y continuar con este ciclo que parece no tener fin voluntarioso por volver “a la nada”. .

      Me gusta

  3. Un saludo, Carlos.

    Me llamo Samuel (tengo 36 añazos) y acabo de leer la obra: “Filosofía de la Redención”, que tan bien te has encargado de traducir. Quiero decirte ante todo que has hecho un trabajo fenomenal, y que te agradezco de corazón la oportunidad que me has dado de poder llegar a conocer de primera mano (en castellano) la obra fundamental de Mainländer.

    Me gustaría poder comentarte (y preguntarte) sobre algunas cosas concretas de este trabajo, pero no logro encontrar tu correo electrónico por ninguna parte.

    Por cierto, que yo también suelo escribir en un blog que abrí hace ya cinco años (y donde, aunque yo sólo soy ingeniero, trato tanto temas científicos como filosóficos). Precisamente hace unos días escribí una (humilde) entrada titulada: “La teleología en la física moderna, y su relación con la filosofía de Philipp Mainländer” (http://quevidaesta2010.blogspot.com.es/2016/03/la-teleologia-en-la-fisica-moderna-y-su.html). Es una bobería en realidad (nada en comparación con otros tochos que he escrito xDD), pero creo que da cuenta de lo acertado que pudo estar este filósofo aún partiendo de una física de hace casi siglo y medio.

    Tengo intención de extender este artículo que te comento en el futuro a ver si tengo suerte y me lo publican (a veces escribo para la revista Tendencias21), y realmente te digo en este sentido que la física de hoy día se toma muy en serio la abiogénesis, y que además la relacionan casi sin excepción con la termodinámica en sistemas lejos del equilibrio térmico (más concretamente, con el principio natural que -literalmente- busca el movimiento que más y mejor aumenta la entropía, consume energía libre de Gibbs y consigue abolir gradientes energéticos). Es decir; que se puede decir sin miedo a equivocarnos que la naturaleza “busca” (teleológicamente) aquellos medios que satisfagan el fin de acelerar en lo posible la pronta llegada de la denominada en física como “muerte” térmica (el momento en que no será posible que suceda y acontezca ningún nuevo cambio o movimiento neto en el mundo).

    Si te interesa esto que te comento, tienes algunas entradas (y referencias) más por mi blog donde trato el asunto (aunque no menciono explícitamente a Mainländer hasta hace poco).

    Un cordial saludo.

    Me gusta

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s