“Wehrmacht. El arte de la guerra alemán”. El pensamiento nazi hecho batalla

Wehrmacht. El arte de la guerra alemán. Truppenführung. El manual básico del ejército más temido de la historia. Bruce Condell y David T. Zabecki (eds.). La esfera de los libros. 2009, 504 pp., 29,50 €.

En razón de su contenido y de ciertos prejuicios ya asentados –aunque no por ello fundados ni afortunados–, algunos libros han quedado condenados al ostracismo de manera prácticamente irremediable. Uno de ellos, desde luego, es Mi lucha de Hitler, documento imprescindible para comprender uno de los episodios más funestos e importantes de la historia de la Humanidad. Hasta hace no mucho, cuando algunas editoriales han decidido publicar la obra sin miedo al qué dirán, dar con él suponía casi un ejercicio de clandestinidad.

La guerra es un arte, una actividad libre y creativa basada en principios científicos. La guerra impone las más altas exigencias a la personalidad humana.

Wehrmacht. El arte de la guerra alemán

Otra de aquellas obras desterradas al limbo libresco es la que ahora presentamos: la traducción española de Truppenführung, mucho más que un mero manual de combate. Si por algo se caracterizaron las tropas alemanas de la Segunda Guerra Mundial, lejos del estereotipo de soldado embelesado en el consumo de su cigarro que nos presentan las películas de la factoría norteamericana, es por la asunción del elemento doctrinal por encima incluso de la instrucción militar.

Una batalla no se puede resumir tan sólo bajo la rúbrica del mayor conflicto bélico armado de todos los tiempos, sino como una prueba de la importancia capital de la doctrina operacional y táctica en la guerra. En la segunda mitad de ésta, cuando la Wehrmacht era obligada a retroceder en todos los frentes hasta ser finalmente derrotada, el ejército nazi demostró en repetidas ocasiones una gran competencia táctica para combatir con enemigos que le superaban en número, lo que le convirtió en una de las fuerzas de combate más eficaces de la historia.

Las situaciones de combate son de una variedad ilimitada. Cambian frecuente y repentinamente, y raramente pueden evaluarse por anticipado. Los elementos imponderables a menudo tienen una influencia decisiva. La voluntad propia se mide contra la voluntad independiente del enemigo.

Wehrmacht. El arte de la guerra alemán

Disponer de una doctrina táctica y operacional superior supuso uno de los factores que hicieron de los batallones alemanes una fuerza tan formidable y eficaz durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial. En paralelo, lo que explica el éxito alemán en el campo de batalla en 1940, nos explica en el Prefacio James S. Corum (profesor de Estudios Militares Comparados en la USAF School of Advanced Airpower Studies, y teniente coronel de la reserva del ejército de EEUU), es su superioridad en doctrina: “Los alemanes tenían una doctrina eficaz y realista sobre el empleo de las armas combinadas y de la guerra de maniobras, lo que les concedía una enorme ventaja sobre sus enemigos; los alemanes demostraron el valor de una doctrina eficaz frente a enemigos más numerosos, bien formados y bien equipados”.

La guerra somete al individuo a las más duras pruebas de su resistencia espiritual y física. Por esa razón, en la guerra el carácter cuenta más que el intelecto. Muchos de los que se distinguen en el campo de batalla pasan inadvertidos en tiempos de paz.

Wehrmacht. El arte de la guerra alemán

WehrmachtAunque pueda parecer extraño a causa de la evolución del armamento, el contenido de esta obra es a día de hoy un elemento tan importante para el éxito en el campo de batalla como lo fue en 1940. El Truppenführung, redactado en 1933, supone de esta manera una de las más importantes expresiones de doctrina en la historia militar, marcando las principales directrices en el campo de la táctica y de la conducción de operaciones para el ejército alemán desde su publicación hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Se trata, en resumen, de una síntesis del mejor pensamiento táctico y operacional de la tradición alemana.

Sin embargo, la finalidad principal de la obra no fue la de ofrecer un “recetario” a los líderes militares alemanes sobre cómo ganar batallas, sino más bien fue redactado para aportar un conjunto de herramientas intelectuales para aplicarlas a situaciones de combate complejas e históricamente únicas, lo que dota al Truppenführung de un valor documental único para estudiar el pensamiento nazi y su actuación en el campo de batalla.

El primer criterio en la guerra sigue siendo la acción decisiva. Todos, desde el más alto comandante hasta el soldado más joven, deben ser constantemente conscientes de que la inacción y la dejadez les incriminan de forma más severa que cualquier error en la elección de los medios.

Wehrmacht. El arte de la guerra alemán

Como apunte curioso podemos mencionar que, a pesar de que el Truppenführung proporcionó el fundamento doctrinal decisivo para las victorias de los ejércitos de Adolf Hitler en la primera mitad de la Segunda Guerra Mundial, su principal autor, Beck, dimitió en 1938 como jefe del Alto Estado Mayor, como protesta contra los planes del líder nazi para una guerra de agresión. De hecho, Beck fue uno de los principales estandartes en la conspiración para llevar a cabo un atentado con bomba contra la vida de Hitler en julio de 1944, siendo arrestado inmediatamente tras el fallido golpe de Estado, y suicidándose antes de ser llevado a juicio.

Anuncios

2 comentarios en ““Wehrmacht. El arte de la guerra alemán”. El pensamiento nazi hecho batalla

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s